Archivo del sitio

Doc Horlock y el inexplicable misterio desvelado de las ranas y gárgolas en piedras


GARGÓLA DE PIEDRA ENCONTRADA POR UN PESCADOR EN VERACRUZ

PUEDE SER REAL Y  PETRIFICADA POR EL PH ALTO DEL AGUA COMO EN LAGO NATRON

gargolaspiedraranas

EN EL LABORATORIO DEL ABUELO MONSTER

Mientras iba en el avión el 3 de agosto de 2013 rumbo a la mansión de Doc Horlock en Holcomb, venía leyendo en mi portatil un extraño email recibido de un lector cántabro:

– No se me olvidó nunca de cuando era niño un hecho por lo que impactó; estaba jugando yo junto a la iglesia de Villalbilla de Burgos (pueblo junto a Burgos en el que pasé mi niñez) y me acuerdo que dí un golpe a una piedra, esta se partió y de ella salió un sapo grande que al momento se puso en posición normal con las patas hacia abajo; se quedó parado un ratito y despues caminó; no supe más de este sapo; en la piedra quedó un hueco que coincidía exactamente con la forma del sapo. Este ser pudiera tener cientos de millones de años y había estado allí vivo pero como en una forma de vida latente; los alquimistas tenian un gran respeto por este animal por que conocian su posibilidad que tiene de vivir millones de años, que era lo una de las cosas que buscaban ellos y por eso era uno de sus símbolos.

Doc Horlock iba a desvelarme uno de los grandes misterios de la Tierra , el del Triángulo de las Bermudas, me dijo que incluso me llevaría en ovni a una bases secretas de la Atlántida, pero yo estaba superintrigado en el misterio de las ranas encontradas en piedras. Aparte del exasperante cacheo por la nuevas medidas antiterroristas, el tiempo de espera que pasé en el enorme Aeropuerto internacional de Kansas en el Condado de Platte, en Misuri, no paraba de romperme la cabeza con el enigma.
Miss Arlintong, la ama de llaves, llegó con una hora de retraso con el chófer, Mr. Crothers, ella siempre con su característico traje negro que parecía del siglo XIX y su pelo recogido en un moño. Luego me llevaron directamente al laboratorio de Doc, que era uno de los lugares más pintorescos que jamás había visto. Parecía el del abuelo de los Monsters, estaba lleno de alambiques, cilindros de cristal con aliens, duendes, criptozología, monstruos, y todo decorado de una manera gótica como si fuera una mazmorra secreta, pero puesta en lo alto.
-Mr. Horlock lleva días sin salir de su laboratorio -comentó Miss Arlington– quiere que le llevamos allí directamente.
El laboratorio era de película: estaba en lo alto de la mansión en uno de los torreones y tenía forma de hexágono con enormes ventanales que dejaban ver las maravillosas llanuras de Kansas, que tan bien describió Truman Capote y a que a mí a veces me recordaban a Castilla. Las vistas al atardecer, con el Sol poniéndose, se me antojaban algunas tardes sublimes. Desde luego, Doc Horlock iba a revelarme quizá el mayor enigma de la historia y la biología, un enigma mucho mayor aún que el de las Bermudas.
GÁRGOLA INMÓVIL
Pasé directamente de preguntarle por el Triángulo de las Bermudas y como extraña sincronía Doc me esperaba en su laboratorio con una extraña gárgola que la NSA había encontrado en México, en Veracruz. Doc conocía con su dotes telepáticas mi intriga:
– Doc, estoy que no duermo tienes que desvelarme ¿cómo demonios es posible que una rana viva en una roca?
Doc Horlock sonrió enigmáticamente y señalándo a la gárgola me dijo:
– Mira la respuesta la tienes delante de ti.

Lee el resto de esta entrada