Archivo del sitio

Actualidad mutante: Otra Pirámide en el fondo del Atlántico


Viernes exclusiva: ¡La Realidad es Hollywood!

ENCUENTRAN UNA PÍRAMIDE EN LAS AZORES

BAJO EL MAR: ENÉSIMA PRUEBA DE LA ATLÁNTIDA

piramideatlantida2

EL RESURGIR DE LA ATLÁNTIDA

Un marinero portugués dio con el hallazgo de una misteriosa estructura piramidal, de unos 60 metros de altura y 8 mil metros cuadrados de base, sumergida en las profundidades oceánicas del archipiélago de Azores, en Portugal.

Diocleciano Silva, profesional veterinario y marinero experto, se encontraba realizando maniobras de rutina en el marco de la búsqueda de algunos navíos hundidos en la zona del Banco De João de Castro, cuando detectó una enorme formación piramidal en las lectura batimétricas -un procedimiento que muestra el relieve del fondo marino-, imposible de disimular por su tamaño, superior al de un estadio de fútbol. Para mayor sorpresa, Silva pudo constatar que se trataba de una pirámide perfecta, incluso alineada con los cuatro puntos cardinales, como la mismísima Gran Pirámide de Guiza, en Egipto.

Lee el resto de esta entrada

Actualidad mutante: “Vi un reptiliano tocando la pandereta”


NI LOS REPTILIANOS PUEDEN SUSTRAERSE AL PEÑAZO DE LA NAVIDAD
TOCAN Y LA PANDERETA Y BAILAN COMO TODO HIJO DE VECINO
reptilianopandereta

 REPTILIANOS EN LA FERIA DE ABRIL

Del peñazo de la Navidad ya ni se libran los reptilianos.  Claro es un rito satánico dode el arbol representa a Satanás las bolas cabezas de víctimas y el bermellón las tripas de los sacrificados. Es reconfortante advertir que les queda un detalle de humanidad a estos sinverguenzas del inframundo: tocar la pandereta. Encima el instrumento es español. Lo mismo tenemos bajo Tierra en  Leganés una tuna de reptilianos que hasta juegan a la lotería de la Navidad. Hoy contamos nuevas experiencias de  lagartis absolutamente surrealistas.

Un culé ha sido abducido por reptilianos y nos deja un impresionante dibujo que los conecta como no a Monsterrat. Demasiadas luces, demasiadas desapariciones por allí, un lago secreto. Tienen una base y ya un fotografo dijo que le secuestraron y clonaron en Valgorguina , Barcelona. Sacó foto de sus garras en La Vanguardia. Para los que dicen que no hay pruebas.

A este paso los reptilianos acabaron en el palco VIP del Irreal Madrid  -o seguro que ya están- o tocando las castañuelas, o lo que es peor yendo a la feria de abril  de Sevilla con corbata y mudas limpias, como señoritos. Repilianos por Sevillanas, seguro que se lo pasan chévere y con un buen rebujito (copa)  cerca  O a lo mejor ya tienen desde hace siglo varias casetas alquiladas para atiborrarse a jamón sacado de abducciones y de molletes de Guapas de Torrelavega. ¡Cómo está el patio! Alucina con un nuevo capítula de nuestra Actualidad Mutante, en la que la Mátrix se desmorona en pedazos cada minuto que pasa.

Lee el resto de esta entrada

Actualidad mutonta: un feo insectoide de Torrelavega en mi aposento


LOS MÁS DESPIERTOS YA LOS PERCIBEN Y NO SE ASUSTAN

SON ELLOS LO QUE SE ASUSTAN DE LA LUZ

I ♥COSMICAR SIEMPRE VE EL PRIMERO LO QUE LOS MUTANTES VEN

Los despiertos son los que llamamos “mutantes” los que tienen experiencias sobrenaturales muy raras. Muchas se disfrazan de sueños. Lo de ver reptilianos o insectoides o monstruos o portales geométricos en el propio cuarto se está repitiendo mucho. La luz los atrae. No hay que tener miedo, otros como Juan Manuel o Asdrúbal ven como portales geométricos. Algún día los transpaseremos en masa. Y afortunadamente incluso una insectoide de esa es agradable a la vista en comparación a una Fea de Torrelaverga. Un mutante lo describe así: “un chute inmenso de energía procedente de mí“, ese chute llegará a muchos algún día…

 

Asdrúbal

El MONOLITO DE KUBRICK EN MI CUARTO

Que tal Sr. Luis Carlos Campos espero que se encuentre de lo mejor , le escribo para preguntarle de algo raro que me paso el día lunes o más bien el martes como de 2 am a 4 am de la madrugada, le cuento que estaba dormido en el cuarto y no sé por qué razón me desperté… y cuando abrí los ojos y voltié a ver a mi lado estaba un muro de…

Lee el resto de esta entrada